Café Político

Obligaciones con el Partido
De la estadística lo que conviene
Educación Especial, los olvidados

 

  Como en las primeras mañaneras, desde Palacio se volvió a hablar de la corrupción en la Cámara de Diputados, la cual como es usual en “la revolución de las conciencias” fue la coartada que justifique por qué ataron las manos de los legisladores para hacer gestiones a favor de sus electores.

  El abuso de algunos legisladores de los recursos y la facilidad de hacer gestiones para los votantes se usó para, una vez más, concentrar toda gestoría en la Presidencia.

 

 

Afore: la cabra tira al monte siempre
¿Cómo someter a los radicales en octubre?
Seguridad: escepticismo de las Iglesias 

  Con su narrativa sobre el uso de las Afore de las personas de más de setenta años para un programa –social, dice el oficialismo, electorero, dice la oposición— el Gobierno de la República espera se le crea que no afectará a las cuentas en activo.

  Pero los duendes nocturnos hicieron cambios en el dictamen aprobado en comisiones, entre ellos el de “traspaso de las cuentas activas de trabajadores de más de 70 años al Fondo de Pensiones para el Bienestar".

  Si trampearon en el Senado para elegir a Rosario Piedra Ibarra para la CNDH, difícil creer que, “por una causa justa”, no irán después por todas las cuentas de los fondos de retiro los trabajadores. Con la pena, pero el proceder del oficialismo sólo confirma el refrán español: la cabra siempre tira al monte.

 

 

De la Suprema Corte, con atentos saludos
Próspera, la industria de asaltos carreteros
Programas sociales: ¿electoreros?

 

  Dijo el ministro de la Suprema Corte de Justicia, Juan Luis González Alcántara: “se pide elegir entre continuidad, consolidación y el perfeccionamiento de nuestras instituciones o su demolición… y su reemplazo por un bosquejo borroso e inexacto”.

  También afirmó: “Si a alguien respeto en sus decisiones y convicciones es al Presidente de la República, pero no todas sus decisiones tienen que agradarme, como a él no le gustan muchas de las decisiones”.

Agregó algo que, a quien esto escribe, le parece esclarecedor: “Es difícil tratar de convencer a una persona que algo en lo que cree no es legal y más cuando las personas que lo asesoran no tienen la capacidad para decirle lo que ocurre”.