Comentario con López-Dóriga

Legado de Cenizas

  A 11 meses 10 días del fin de su mandato para el Presidente López Obrador ya es obsesión cambiarle hasta el modo de andar al Poder Judicial y someterlo al Poder del Ejecutivo.

  Aun así, me niego a aceptar que el Presidente quiera que su legado sea un México con Poder Judicial debilitado y bandas criminales que, por la blanda política de seguridad, violentamente expanden su influencia y control.

 No lo acepto, porque sería un legado de cenizas.

  Con tu venia, Joaquin, y la de Radio Fórmula. A la familia de don Gabriel Alarcón Velázquez, fallecido el viernes de la semana pasada, mis más sentidas condolencias. Para don Gabriel, mi Jefe y Amigo, un afectuoso hasta luego.