Comentario con López-Dóriga

El problema es acaparar la información

  Creo que, por ahora, es ocioso que el Gobierno de la República tenga que ocupar su tiempo en explicar sus acciones antes de que el huracán Otis devastara Acapulco.

  Importan las acciones del hoy y del mañana.

  Por ejemplo, informan la distribución de 10 mil despensas. Bien, pero la verdad es que no sabemos si son muchas o son pocas, sobre todo si todavía no sabemos cuántos son los damnificados en una ciudad de un millón de habitantes.

  ¿Se les ha ocurrido en Palacio que el problema de tanta especulación es que en Acapulco hay una emergencia, que la gente necesita información pronta, pero sólo el Presidente en las mañaneras habla de lo que hacen o van a hacer?

  Conste, es pregunta