Comentario con López-Dóriga

Cumplir su juramento

  Es un hecho que tanto la consejera presidenta del INE Guadalupe Taddei, como la magistrada presidenta del Tribunal Federal Electoral Mónica Soto, han estado en públicas polémicas y afloraron malquerencias personales atizadas por influencia de intereses políticos.

 Mal que en el INE se enreden en pleito por designaciones clave o que en el Tribunal electoral los magistrados públicamente exhiban sus malquerencias, porque son las instituciones clave para la integridad del proceso electoral.

  A 128 días de las elecciones, creo que los consejeros del INE y los magistrados del tribunal electoral tienen que decidir que está primero: sus personales intereses políticos y malquerencias o la responsabilidad de cumplir con el juramento de respetar y hacer respetar las leyes electorales.