COMENTARIO CON LÓPEZ-DÓRIGA

Socialismo y seguridad

 

  El oficialismo está en pie de guerra para defender la política de seguridad del Gobierno de la República de las críticas de la oposición y considera conservador a todo punto de vista distinto en lo referente a la violencia del crimen organizado.

  Pelean en defensa del Gobierno en todos los frentes, contra el diagnóstico de la Iglesia o contra críticas de conservadores extranjeros.

   Pero se quedó sin respuesta la advertencia que alerta del riesgo por la influencia del crimen organizado en las elecciones de México que amenaza los fundamentos democráticos y la confianza en las instituciones.

   El gobierno no tiene respuesta, pues no es crítica conservadora, es conclusión de la reunión de la Internacional Socialista presidida por el Presidente de España Pedro Sánchez.