Comentario con López-Dóriga

Restaurar la Presidencia Imperial

  La transición democrática no empezó en 2018, empezó en 1977 y culminó con la reforma de 1996 gracias al temple de una generación que peleó para acotar a la Presidencial Imperial.

  Personas con distintas ideologías se unieron para vencer la indecisión y lidiar con resistencias intimidatorias y ocasionalmente violentas. No sólo acotaron a la Presidencia Imperial, lograron la transición que hasta hoy ha facilitado tres alternancias en cuatro elecciones presidenciales.

  Hoy, tras cinco años de desmantelamiento institucional para restaurar la Presidencia Imperial, entristece oír a tantas lúcidas inteligencias que alegando neutralidad se suman a la histórica cargada.