Comentario con López-Dóriga

Sociedad descristianizada

  Hoy, viernes santo, creo que por mil razones el ánimo del auditorio no está para comentarios de la política y los políticos.

   Nunca he negado ser creyente, aún ahora que es social y políticamente incorrecto decirlo, me atrevo a repetir algo que leí sobre la “Historia del Cristianismo” escrita por el británico Paul Johnson.

  Muchos agobiados por la brutal realidad diaria de la crueldad humana y su ilimitada capacidad para el mal, no quieren ver que es atisbo de una sociedad descristianizada que ya perdió de vista las inmensas capacidades humanas para el bien.

  Tengo grandes amigos agnósticos y ateos. Con gran respeto les digo: Dios sigue vivo en el corazón de miles de millones de personas en todo el mundo.