Comentario con López-Dóriga

Normalizar la violencia

  Son tiempos electorales y lo natural es que el Gobierno y el Partido en el Poder digan que todo está bien, y que los opositores digan que todo está mal, pero lo que no podemos aceptar como normal es la creciente violencia criminal.

  No aceptemos como normal que las bandas del crimen organizado en distintos Estados hayan asesinado a 90 personas diarias el pasado fin de semana.

  El rechazo a revivir la llamada “guerra de Calderón”, no justifica que el oficialismo espere que, para no hacer olas, la sociedad sea indiferente a la violencia, pues de la indiferencia a la insensibilidad hay sólo un paso y como nos advirtió el poeta Denis Diderot: la insensibilidad crea monstruos.