Crece lista de tareas para la inquilina de Palacio
Guardia Nacional a tiempo de corregir
El mito del voto en el extranjero

 

  En Washington, el titular de la SHCP Rogelio Ramírez de la O defendió el plan fiscal para 2025, pues aseguró que una vez concluidas las grandes obras se podrá reducir el gasto y, como consecuencia, bajará el déficit público que este año será el más alto en 30 años.

  Sensata explicación, dirán los intelectuales orgánicos, si no fuera porque es a la cada vez más larga lista de tareas del actual Gobierno para la próxima inquilina de Palacio, como “he pensado en cambiar el artículo 33 o la de comprometer apoyo para un congreso en octubre”.

  La lista de tareas que son misión para la próxima Presidenta crece a diario y, aunque garantiza continuidad, aumenta la percepción de que, pese al compromiso del autoexilio en Palenque, para Palacio “continuidad”, en los hechos, significa atarle fiscal, política y administrativamente las manos a la sucesora. ¿Qué seguirá?

 

Guardia Nacional a tiempo de corregir

 

  Quien esto escribe siempre creyó en el concepto original de la Guardia Nacional, la genial idea presidencial para combatir a las bandas criminales que, haiga sido como haiga sido, al régimen le fue imposible aterrizar en la realidad.

  Tanto la doctora Claudia Sheinbaum, como la ingeniera Xóchitl Gálvez, consideran a la Guardia Nacional como parte de su proyecto para enfrentar la creciente influencia del crimen organizado en la República.

   Si se recupera el concepto de Policía Nacional Federal para la Guardia, con facultades y recursos para investigación, aprehensión y consignación de criminales, como la Gendarmería Francesa, quizá se revierta el deterioro de la inseguridad que parece imparable.

 

El mito del voto en el extranjero

 

  Erran el oficialismo y la oposición al criticar al INE por recortar la lista de mexicanos que votan en el extranjero por no cumplir con requisitos legales. Erran porque se registraron poco más de 226 mil y se elimina a 40 mil.

  Erran porque los 226 mil serían apenas en dos por ciento de los mexicanos en Estados Unidos, legales e indocumentados. Develan el mito del voto de los mexicanos en el extranjero.

  A los legales les importa la ciudadanía. Les da voto y presencia. Los indocumentados sólo quieren pasar inadvertidos por la migra. Lo saben en todos los consulados, pero es políticamente suicida decirlo, porque los políticos explotan el mito y ayudan a que algunos vivales vivan de él. Negocio redondo.

 

NOTAS EN REMOLINO

 

  ¡Qué pena! Un constitucionalista como Ricardo Monreal patrocinando una iniciativa que debilita la ley de amparo… ¿Qué pasa en el sector salud? ¿No qué había dinero suficiente? Se han atrasado en el pago de las quincenas de los médicos residentes de los hospitales públicos… Los diputados dicen que crearán una reserva para que las personas mayores de 70 años cuya afore se lleve el Gobierno, puedan reclamarlo. ¿Imaginan el calvario para el trámite? … Oír al exministro Arturo Zaldívar recordó a un personaje de aquella obra de Reginald Rose: “Twelve angry men” … Dejó Voltaire reflexión para tiempos estelares: “Mal obedecen los labios cuando el corazón murmura” …