El bumerang del “sonríe ya ganamos”
CNTE: en 12 días sabremos si es peón o rebelde
Chiapas: entre la crueldad y la indiferencia

Nunca aceptará el oficialismo, entre otros factores, el error cometido en 2006, cuando dos meses antes de las elecciones presidenciales machacaban con aquel spot de “sonríe, ya ganamos”.

Hoy, a 16 días de las elecciones presidenciales, Mario Delgado y todo Morena se dio cuenta que sus triunfalistas consignas de “ya ganamos”, “la elección es mero trámite” podrían alentar inconveniente abstencionismo de sus militantes y simpatizantes.

Desesperados, pusieron en marcha agresiva campaña para sacar a votar a sus huestes y simpatizantes. Quizá logren movilizar a todos los millones de votantes que desean, pero el descuido les costará inesperada fortuna. Ni modo, dirán, hacer política exige mucho dinero, de preferencia ajeno.

 

 CNTE: en 12 días sabremos si es peón o rebelde

 

Los mal pensados afirman que hay un juego de valores entendidos entre Palacio y la CNTE, hasta imaginan el diálogo: “Los recibo, hablamos, ustedes se inconforman e instalan plantón ‘permanente’ que ocupe la mitad del Zócalo”.

 “La CNTE probará su indomable rebeldía y de paso, amenaza y les mete el santo temor de Dios a los “fifís de la marcha rosa” de la oposición. Capaz que se van a otro lado o acuden tan pocos que será irrelevante. Y si no, los acusamos de rijosos a ellos”.

Perverso el infundio, dirán Palacio y la CNTE. Bien, pues un modo de mantener impoluta la imagen “revolucionaria" de la CNTE sería que su plantón aún ocupara la mitad del Zócalo el 29 de mayo, cuando cierre su campaña presidencial la doctora Claudia Sheinbaum.

 

Chiapas: entre la crueldad y la indiferencia

 

Con ese encabezado describió un diario de CDMX la tragedia de los miles de chiapanecos atrapados entre la indiferencia del Gobierno estatal, la insensibilidad del Gobierno Federal y la crueldad de las bandas del crimen organizado.

Explicable sería que, por la cercanía de las elecciones el Gobierno de la República prefiera disimular las violentas luchas entre los carteles del crimen organizado, pero un Gobierno tan bueno para no informar, bien podría montar operaciones que defendieran a los mexicanos más vulnerables.

Habrá que resignarse a que para el gobierno lopezobradorista la prioridad es su imagen sexenal, aunque preservarla, como el fracaso de su laxa política de seguridad, siga costando la vida de tantos mexicanos.

 

NOTAS EN REMOLINO

 

Los lances de la semana preocuparon a algunos porque percibieron desconcierto en las de por sí enredadas filas de Movimiento Ciudadano. Desde la Presidencia serenaron ánimos, pues saben que, como se dijo en este generoso espacio de El Economista desde hace casi un año, Dante Delgado, pese a los avatares, ha sido fiel en el compromiso de que su partido sería el esquirol de la campaña presidencial de 2024… Un barbarismo sugerir desde el Gobierno de la República que a su partido y a sus candidatos pueda hacerle fraudes la oposición. O si nos ponemos exigentes, un insulto a la inteligencia de los ciudadanos de a pie… Con el mexicanísimo método científico del “Borras” se diseñó el Cable Bus 3, pues sus pilotes ocuparon las banquetas y los peatones tienen que jugarse la vida en el arroyo de la calle… Cuánta razón tuvo Ernesto Sábato cuando escribió: “El mundo es una sinfonía, pero Dios toca de oído”