Café Político

 

 

Outsourcing: ya exasperaron al CCE
Meses clave para Claudia Sheinbaum
Ebrard: ¿Ya tiene opciones geopolíticas?

  A pesar de las versiones oficiales, el empresariado resiente la suficiencia oficial, lo bastante como para que públicamente exprese su impaciencia Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

  Reconoció que algunos usaron el outsourcing y asegura que en las reuniones han intentado hacerle ver a la autoridad las consecuencias desastrosas para la economía si la ley se implementa mal.

  Hay cerrazón, pues Salazar Lomelí, hombre habitualmente tranquilo, dijo exasperado: “¡No jodan! En vez de quitar las manzanas podridas, pues talan el árbol y nos quedamos sin nada”.

 

 

Romo, un incómodo puesto coyuntural
¿Adiós a empresas y empleos perdidos?
Riesgo, instituciones a medio construir

  Amigable despide el Presidente Andrés Manuel López Obrador al hoy exjefe de la oficina de la Presidencia Alfonso Romo, en lo que los duros ideólogos de Palacio consideran un buen tanto a su favor.

  El nombramiento del regiomontano Romo siempre fue coyuntural, tenía como fin atemperar los ánimos recelosos de tantos empresarios y convencerles que una cosa es el lenguaje de campaña y otra el del gobernante.

  Por irrefrenables prejuicios anti empresariales nunca lo aceptaron los ideólogos radicales, pero se llevarán un chasco, cuando quieran manipular en su beneficio al Presidente, pues sólo les recordará que, sin él, son irrelevantes.

 

 

Armar, mientras desarman, el reto
Alianzas locales, veneno para Morena
Recesiones, el alto costo de no escuchar

  Nada varió de la narrativa sexenal en el discurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador al cumplirse dos años en el Poder, pues permanece inalterable la decisión de continuar el desmantelamiento institucional del Estado y del Gobierno.

  Tiene, es cierto, el derecho a darle a las políticas públicas el rumbo que se ajuste a los objetivos anunciados desde su toma de posesión, pero es tarea inacabada, sólo tiempo dirá si alcanza el sexenio para armar lo que han desarmado.

  No creían que el entramado institucional fuera tan complejo, más complejo de lo calculado por los ideólogos de la 4T. Por eso ayer nos hablaron del vaso medio lleno, pronto la realidad, tan terca, obligará a hablar del vaso medio vacío.