Café Político

 

 

¿Habrá comisario político en el CIDE?
Revocación de mandato, ¿y la ley?
Gas Bienestar, no es lo mejor, pero…

  Con inteligente prudencia deja el CIDE su director Sergio López Ayllón, en una renuncia anticipada al fin de su gestión, con el propósito, según escribió´, “de que se atiendan las nuevas necesidades institucionales”.

  El CIDE se fundó en 1974, como centro de excelencia educativa, nivel que le ha sido reconocido internacionalmente. Fue mucho tiempo “think tank” donde se analizaban problemas de la Nación y viables programas para atenderlos.

  Sin distinción de signo ideológico, los gobiernos usan las ideas frescas de sus centros de excelencia, ajenos a la administración pública y la política. Aquí, con celo de comisarios políticos, los juzgan herejes, desleales al pensamiento único del régimen.

 

 

Consulta: malsano abrazo al pasado
Pandemia: la visión desde el Poder
¿Es la eficiencia el límite del ahorro?

  Como nunca, se volcó todo el poder del Estado y del partido oficial para la farsesca “consulta popular” y, todos, el Presidente y todos los políticos de Morena se apegaron al guion escrito en Palacio desde hace muchos meses.

  ¿Hubo suficientes votos por el sí? “Mandó el pueblo”. ¿No? Sabotaje del INE. Democratícenlo, hagan reforma electoral. Como sea, tendremos comisiones de la verdad y juicios populares. Puro ganar ganar, como se dijo aquí la semana pasada.

  Ese fue siempre el vindicativo objetivo político sexenal, magistralmente descrito en “zona de letras”, sitio de internet, con sólo una, pero lapidaria frase: “Tenemos la mala costumbre de abrazar al pasado mientras destruimos el presente»”.

 

 

México-EU: los límites de la paciencia
Volver a clases podría ser triunfo pírrico
Roberto Salcedo, el señor del Gran Poder

   Institucional, el canciller Marcelo Ebrard refleja en sus declaraciones al Washington Post, como pocas veces antes, que México va en serio en cuanto a redefinir los términos de su relación con Estados Unidos.

  Quizá porque el designado embajador estadunidense Kenneth Salazar dijo que los destinos de ambas naciones están “inexorablemente unidos”, México ha decidido probar la paciencia de una Casa Blanca con una complicada agenda doméstica.

  “Está muerta la iniciativa Mérida”, retó el canciller Ebrard, pero Washington no cree que sólo con programas sociales se combate a los cárteles. En 15 meses habrá elecciones allá y, si los cárteles son tema de campaña, el trato a México podría cambiar. Tanto que hasta extrañaríamos las groserías de Trump.