Café Político

 

 

IMSS: ¿Cuánto más lo exprimirán?
¿Otro pacto fiscal o un gambito federal?
¿Gesto a favor del general Cienfuegos?

  Según el director general del IMSS Zoé Robledo, para 2021 se contratará a más de 6 mil médicos y abrirán un 30 por ciento más de plazas para los residentes, en consonancia, claro, con la narrativa de intencionales carencias del pasado.

  Seguramente que los directivos del IMSS ya hicieron las corridas financieras que les permitieron determinar cuánto más se gastará el instituto de sus reservas para costear este aumento en su presupuesto, que ya será permanente.

  ¿Garantizarán que tanto forzar las finanzas del IMSS con cargas adicionales para cumplir objetivos del sexenio no pondrá en riesgo la viabilidad financiera de la institución clave para la estabilidad social y política de la República?

 

 

Alianza federalista: curva de aprendizaje
¿Un plan Marshall latinoamericano?
Desorden de salud en Bélgica

  Así como en Palacio subestiman la profunda desconfianza en los Estados hacia el Gobierno Federal, la Alianza Federalista sobreestima su capacidad para enfrentar con estridentes declaraciones a un experto como el Presidente López Obrador.

  Al tiempo que declaran, los gobernadores deben buscar cauces legales para cobrarse los agravios presupuestales, fiscales y políticos recibidos de una Federación que a tantos amedrenta con los rayos lanzados desde el Olimpo de Palacio Nacional.

  Ellos pueden ganar en el terreno jurídico, porque en el otro, en el de las estridencias, al Presidente le basta descalificarlos como electoreros, y sus devotos feligreses se encargan del linchamiento. Caray, ¿aún no lo conocen?

 

 

Veracruz: ¿ensayo general con vestuario?
¿Por encuesta las candidaturas de Morena?
Durazo, otra vez la certificación policial

  No quedaron muy claros los detalles de la votación en el Tribunal Superior de Justicia de Veracruz para destituir a la magistrada Sofía Martínez que lo presidía y, al parecer, no era de las complacencias del gobernador Cuitláhuac García.

  Una maniobra más de un Ejecutivo Estatal para hacerse del control del Poder Judicial, lo cual, sin duda, facilita mucho la tarea de gobernar sin cortapisas, aunque se viole la separación de poderes.

  Los díscolos de siempre han visto esta acción del mandatario veracruzano como una suerte de ensayo general con vestuario de cómo proceder para eliminar los contrapesos incómodos al Poder Ejecutivo.