Café Político

 

 

Aeroportuario: pa’atrás, ni para tomar vuelo
CDMX, falta un estratega de comunicación
No es la Cumbre, es el tráfico de fentanilo

  “La política pone orden en el sistema aeroportuario”, mañanera expresión que es lo más cerca que ha estado el inquilino de Palacio Nacional de aceptar que, narrativas aparte, se les enredaron las pitas con el sistema aeroportuario.

  El titular de Gobernación Adán Augusto López sólo cumplió la instrucción de aprovechar el caos del espacio aéreo para lograr el “voluntario” éxodo de aerolíneas al AIFA, pero no podrá resolver el gran problema: la aprobación I de la FAA.

  Bucareli sabe que cumplir con la FAA es asunto de dinero, de mucho dinero para el sistema aeroportuario y no se arriesgará a que lo “desenlisten” si reporta que el sistema aeroportuario es una víctima más de la “bendita austeridad”.

 

 

Gira con apariencia de valores entendidos
¡Basta! ¡El espacio aéreo involucra vidas!
Complacen panista al apparachtik morenista

  Explicable la preocupación por la migración centroamericana que marcó a la gira del Presidente Andrés Manuel López Obrador y su inversión en programas sociales que, sin dinero estadunidense, posiciona a México en la región.

  El acuerdo con Cuba es una variante, pues con la “colaboración” en salud La Habana recibirá del Gobierno de México recursos urgentes para que la transición que tarde o temprano ocurrirá en la isla sea ordenada y pacífica.

  A pesar de las pulsiones autoritarias de tantos personajes de la 4T y la narrativa de “un declive geopolítico de Estados Unidos”, es innegable que la Casa Blanca gana más con los intentos para contener la migración centroamericana.

 

 

¿Se jugará el puesto Rogelio Ramírez de la O?
Sucesión: a prueba el temple de aspirantes
Seguridad: es más que el índice de homicidios

  En noviembre de 1981, el titular de la SHCP David Ibarra Muñoz se jugó el puesto al decirle al Presidente López Portillo que asentía a los proyectos de subsidio de su gabinete: “Señor Presidente, le recuerdo el alto costo actual del dinero”.

  Viene a la memoria la anécdota porque el Gobierno de la República, tan disciplinado en el equilibrio de las finanzas públicas, empieza a ver amenazada esa disciplina por las presiones de la inflación, las altas tasas de interés y las urgencias del gasto público.

  Si las presiones persisten, es muy posible que el titular de la SHCP Rogelio Ramírez de la O. tenga la oportunidad de jugarse el puesto y, cuando le presionen por recursos adicionales, tenga que decir: “Señor Presidente, le recuerdo el alto costo del dinero”. ¿Lo hará?