Café Político

 

 

Diputados dan respuesta a la señora Pelosi
¿Para qué ampliar a la Suprema Corte?
OMC; reducto contra el proteccionismo

   Tanto que nos indignan las majaderías de Donald Trump y el Congreso de México cede al primer apretón de la líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos Nancy Pelosi, quien amagó con no aprobar el T-MEC si no hacemos la reforma laboral.

   Quizá es más serio el amago a la soberanía que hizo la señora Pelosi, pues advirtió que vigilarán estrechamente que la redacción de la reforma laboral se apegue a lo que ellos creen es lo mejor, además de supervisión estrecha de la aplicación de lo aprobado.

   Sólo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial Carlos Garza dijo que la pretensión estadunidense busca socavar la competitividad mexicana. No importa, ayer pusieron en marcha el proceso para complacer a la señora Pelosi y la próxima semana se aprobará la reforma laboral.

 

 

México-EU: posible rendija al 2020
Legaloides designaciones presidenciales
¿Todos ganan si complacen a la CNTE? 

   Lo dicho, el Senado de Ricardo Monreal puede reclamar con energía a sus pares en Washington. El gobierno de la República tiene que cuidarse de no meterse entre las patas de los caballos, léase las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

  Se torearán los desplantes de un Presidente en busca de su reelección y se resolverán, una por una, cada medida que se le ocurra a Trump, como que no cierre la frontera, pero si la ralentiza cuando quiera.

   Pese a todo, la Casa Blanca maniobra para el año próximo impulsar cambios a la ley de migración y así facilitar el ingreso de mano de obra para la construcción y los agricultores norteamericanos, lo cual abrirá una rendija para la diplomacia.

 

 

La frontera no se cierra, nos dicen
STPS: toc, toc, ¿hay alguien ahí?
SCJN: ¿de qué están hechos? 

   Asegura el canciller Marcelo Ebrard que México está preparado para cualquier escenario que deban confrontar en las relaciones con México, aún con alguien tan voluble como el actual inquilino de la Casa Blanca.

   Por lo pronto, dijo ayer que en Washington le aseguraron que la frontera no se va a cerrar. Es posible, pero el hecho es que el gobierno estadunidense ha retirado agentes en las garitas de revisión fronterizas, para que persigan indocumentados.

   En estricto rigor, la falta de agentes revisores hace que sea tan lento el cruce de personas y mercancías en la frontera que, para efectos prácticos, para muchos de quienes tienen que cruzar parece que la frontera está cerrada. Si, a ellos les cuesta mucho, pero el costo para nosotros puede ser ruinoso.