Café Político

 

 

Oposición: atenta a “celadas democráticas”
Seguridad: ¿quién apaga la luz?
Deshonesto propalar sospecha electoral

  A la Alianza opositora valdría prevenirse contra el derrotismo, un estado de ánimo tan destructivo que, antes de celebrarse una elección, hace a las personas persuadirse que no pueden ganar, aunque tengan en la mano una carta ganadora.

  Al diablo con los críticos, pues en los próximos meses deben acordar en lo oscurito como seleccionar candidatos para el 24. Cada crítico tiene sus razones, pero a casi todos les ciegan los prejuicios.

  Al diablo con las quiméricas visiones de los propios que exigen celebrar elecciones primarias. Como los críticos, estos “demócratas” ven todo igual a 2018 y, como la rana en la gran olla de agua al fuego, sabrán cuanto cambió cuando el agua empiece a hervir.

 

 

¡Con estas mulas arreamos!
Morena ya es dependencia de Segob
Coahuila: ¿laboratorio presidencial?

  El mayor reto de la Alianza Opositora no serán los ataques desde Palacio Nacional, el mayor reto será resistir los embates de los prejuicios de la opinión publicada y la opinión informada que, como en 2018, le pavimentan el camino a Morena.

  El velo de los prejuicios en la opinión pública y la informada les impide ver que, hoy por hoy, la Alianza probablemente es la única opción para contener las cada día más visibles pulsiones autoritarias de Morena y su “revolución de las conciencias”.

  A tantos en los medios que, por distintas razones, les desagradan el PAN, el PRI y el PRD, vale advertirles que, si no queremos perder nuestra incipiente democracia, en 2024 tendremos que repetir aquello de: “ni modo, con estas mulas arreamos”.

 

 

Sucesión embrollada por el Presidente
Alianza opositora para Edomex y el 24
Sin respeto a la ley no hay futuro

  La ya polémica decisión de apoyar a la Jefa de Gobierno de CDMX Claudia Sheinbaum con los problemas del Metro enviando a 6 mil Guardias Nacionales da un atisbo de cuanto se ha enredado el proceso de la sucesión.

  Una pública advertencia que intenta contener la guerra encendida por la sucesión adelantada entre los grupos del oficialismo, guerra sin cuartel, pues se disputan el Poder del próximo sexenio.

  Quizá se complicó el proceso de la sucesión por un hecho fortuito apuntado por Federico Berrueto: que en el ánimo del Presidente Andrés Manuel López Obrador suele priorizarse el irresistible anhelo de ganarse un lugar destacado en la historia.