Café Político

 

 

“No se despisten”, advierte EPN
A Mancera le harán la vida imposible
Reclamos de Osorio a senadores

  “No hay que despistarse”, advirtió ayer el Presidente Enrique Peña Nieto, “el PRI no elegirá a su candidato a partir de elogios y aplausos, son muchos los servidores públicos con trayectoria, reconocimiento y méritos”.

  Así buscó asentar la polvareda levantada por la presentación que hiciera el canciller Luis Videgaray de José Antonio Meade ante el cuerpo diplomático acreditado en México, aunque el canciller ya había aclarado que no confundan los elogios con destape.

  A don Luis Videgaray le queda el recurso empleado por un dirigente empresarial para desmentir lo publicado en la prensa sobre una declaración suya: “fue una mala interpretación, con ella, sin mala intención los reporteros crearon un problema”. Vale.

 

 

Videgaray: ¡fuera máscaras, señores?
Morena retrasa la reconstrucción
El difícil respeto a la ley electoral 

  Durante la reunión anual del cuerpo diplomático acreditado en México, el canciller Luis Videgaray aseguró que “bajo el liderazgo de José Antonio Meade, actualmente México tiene rumbo, estabilidad y claridad en las decisiones de política económica”.

  No paró allí el titular de Relaciones Exteriores calificó a Meade como “uno de los mexicanos más talentosos y preparados del país”, el único mexicano, además de Plutarco Elías Calles que ha ocupado cuatro secretarías distintas.

  Destacó sus valores, “siendo el más importante de todos su integridad y patriotismo”. Así el canciller Videgaray, desde la perspectiva de la política priísta, parafraseó al insurgente y dijo: “va mi espada en prenda, voy por ella”.

 

 

No abandonen a universidades
La forzada simulación de partidos
La epidemia de manifestaciones 

  El daño colateral de los informes de la Auditoría Superior de la Federación sobre la mala situación financiera de algunas universidades públicas, por supuestos desvíos y manejos administrativos es que se pone en riesgo a instituciones vitales para la sociedad.

  La universidad pública ha sido la gran igualadora en una sociedad como la nuestra, donde la desigualdad es un lastre ancestral. Es la gran escalera de ascenso, la de la permeabilidad social.

  Por eso, el rector de la UNAM Enrique Graue, pide que no por un puñado de malas autoridades o administradores irresponsables se deje sin apoyo a las universidades públicas. Sería un error histórico abandonarlas.