Café Político

 

 

En mayo, convocatoria de las Iglesias
Palacio avanza al séptimo año
Diálogo, cerrazón o teléfono descompuesto 

   Los obispos de la CEM, las comunidades jesuitas y los pastores evangélicos acordaron hacer una semana antes de las elecciones, el 26 de mayo, una convocatoria conjunta a sus feligresías para que salgan a votar el 2 de junio.

  El oficialismo disimula y se limita a citar el karma laico de “al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, pero se alistan a abrir más expedientes contra curas y pastores que toquen temas políticos en sus sermones.

Afirman que el relativismo laico hizo demodé la religión. Quizá tienen razón quienes califican de inocua e igualmente demodé el llamado de curas católicos y pastores evangélicos a votar y a “defender la vida, la libertad y las libertades”. Veremos. 

 

 

Legado de cenizas a la próxima Presidenta
Crucial, el debate del domingo
Pagos atrasados, provechosa corrupción

   Uno supondría que quien quiera que sea la próxima Presidenta de México ya ordenó a su círculo más íntimo proponer alternativas para lidiar con la crisis de inseguridad que heredará del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

  Las Candidatas a la Presidencia no ignoran la gravedad de que, según nota periodística, al menos en 15 Estados la Nación enfrenta el riesgo de que el crimen organizado intervenga en las elecciones del próximo 2 de junio.

  Quizá la próxima Presidenta de México quiera atender su personal sentido común y ajustar la laxa política lopezobradorista de “atender las causas y no confrontar”, antes que la creciente influencia del crimen organizado pudra su incipiente proyecto de Gobierno.

 

 

Prioridad: ¿el interés general o el ideológico?
¿También las carreteras están descontroladas?
Aranceles: tarde, pero sin sueño 

  “Estar en la comunidad europea ha dado a los españoles una prosperidad generalizada que no tuvieron ni cuando éramos imperio.  Para que la sigan disfrutando tenemos que anteponer el interés de todos los españoles al ideológico”, dijo Antonio Gutiérrez, secretario general de Comisiones Obreras, la central sindical más grande de España.

  Así explicó a quien esto escribe, hace más de 30 años, cómo un líder marxista y una central sindical de izquierdas antepusieron el auténtico interés general de sus compatriotas a su interés ideológico y aprobaron una ley laboral más flexible.

Gran lección para las izquierdas de México, las que ganaron el Poder hace seis años y, al ejercerlo, confunden sus prioridades y anteponen su ideología al interés general de la mayoría de los mexicanos.