Café Político

 

 

2024: ¿el caos del INE, mocho y sin dinero?
Inflación, incómodo realismo de SHCP
Sólo 7 millones de mexicanos en USA

  Difícil de creer de un político como el Presidente López Obrador que envió la iniciativa de constitucional Reforma Electoral “por principio”, sin tener mayoría calificada y tan cerca de la derrota de la Reforma Eléctrica, entonces ¿por qué?

  Sabe que, a menos que la oposición sea suicida, no pasará su reforma, de lo fútil de foros y polémicas. Que tampoco cuenta con mayoría calificada para el próximo abril para escoger a cuatro nuevos consejeros del INE, incluido el relevo de Lorenzo Córdova.

  Una pregunta, sin esa otra mayoría calificada, el INE se queda con sólo siete consejeros, y gravemente limitados por adicionales recortes morenistas, ¿forzarán al INE a manejar una cicatera y caótica elección presidencial? ¿A río revuelto…?

 

 

Educación: por el alma de la Nación
Cierto, Biden no es Trump, pero …
Día del Trabajo en época de reforma laboral

  Una pena que el régimen lopezobradorista no aproveche el poderoso mandato de las urnas para hacer de la educación pública la columna vertebral de una política de desarrollo que desarraigue los lastres de la pobreza y la desigualdad.

  Explicable que, como cualquier gobierno, el actual busque hacer prevalecer su, digamos, ideología, pero inaceptable que lo ideológico prevalezca sobre lo que debiera ser prioridad: educación de calidad para niños y jóvenes.

  Inaceptable porque toda la energía del oficialismo se concentra no en la búsqueda de la calidad educativa, sino en el empeño de los ideólogos del régimen de apoderarse del alma de la Nación, a través de la educación pública. Vienen tiempos nublados.

 

 

¡Sorpresa! La 4T es rabiosamente conservadora
La sucesión es un divertimento presidencial
SEP: con hábil plano eluden responsabilidad

  Nada borrará la esencia centralista de la Reforma Electoral redactada por Horacio Duarte y Pablo Gómez y aprobada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, reivindica a don Lucas Alamán, el gran ideólogo conservador del siglo 19.

  Regularmente, durante las mañaneras, han presentado a don Lucas Alamán como el paradigma del conservador que confrontó a la República Federal de los liberales con su propuesta de una República centralista, según la didáctica histórica presidencial.

  Así, a más de 160 años de su fallecimiento, el liberal régimen de la Cuarta Transformación quiere una reforma electoral que en estricto rigor sepulta al federalismo y avala la ideología centralista de don Lucas Alamán. ¡Imagínense!