Café Político

 

 

Mundo bizarro: ¿EU nuestro vecino incómodo?
Un reto, evitar que aten de manos a diputados
Suda la SCHP, por pagos al contado a la ONU

  Hoy irán millones de estadunidenses a las urnas para elegir si se queda Donald Trump en la Casa Blanca o si la desocupa para Joseph Biden, una decisión que solía ser casi de admirable rutina democrática. No más.

  El estilo disruptivo de Trump no sólo amenaza la integridad de la elección en la economía más rica del mundo, sino amaga con triquiñuelas para rechazar el resultado e incitar a reclamos de sus seguidores más fanáticos.

  Uno prefiere apostarle a la sensatez de la mayoría de los norteamericanos y rechaza la idea de violencia poselectoral, quizá nos parece impensable tal violencia y que en algún momento nos fuera incómoda la vecindad con Estados Unidos.

 

 

¿Podrá Rosa Icela disipar olor a pólvora?
“Se hace camino al andar” le dicen a la ASF
IMSS: eficaz empatía a niños con cáncer

  Lidiar con los generales y almirantes del gabinete de seguridad que coordinará será el menor de los problemas para la nueva titular de Seguridad Ciudadana Rosa Icela Rodríguez, pues no es facilita de carácter.

  Su principal y mayor desafío será el mismo que enfrentan todos los integrantes del gabinete de seguridad, ¿cómo disipar el persistente olor a pólvora en el país - Durazo dixit-, mientras se lidia con el innato pacifismo presidencial?

  Sabe el gabinete de seguridad que la ambigua actitud en Palacio hacia la violencia criminal y hacia diarias y flagrantes violaciones al Estado de Derecho, les ata las manos. Quizá Rosa Icela, tan de confianza, logre un cambio de actitud. Veremos.

 

 

Medicamentos: ¿quitaron la tentación?
Justicia y gracia a gobernadores amigos
Basílica: ¿cuca López Gatell a CDMX?

  “Quita la tentación, quita el pecado”, dice un antiquísimo refrán, y el Presidente Andrés Manuel López Obrador delegó en una oscura oficina de la ONU la tarea de comprar en el extranjero medicinas e insumos para el sector salud.

  Si uno acepta su explicación acerca del “poder corruptor de las farmacéuticas y las distribuidoras, pues hasta tenían infiltrados en el gobierno”, bien puede concluir que desconfía que sus funcionarios puedan resistir la tentación.

  Si hasta abril llegarán los primeros medicamentos comprados en el extranjero, el Gobierno de la República tendrá que sudar para justificar eventuales desabastos y más vale se preparen a soportar reclamos ciudadanos poco amables.