Café Político

 

 

¿Calan a la Suprema Corte de Justicia?
¿Reactivar? Aprieta IMSS a miniempresas
CNDH: atajo para zafarse del T-MEC

   Dijeron ayer en Palacio Nacional, que analizan iniciar el proceso para una consulta popular para juzgar a los expresidentes de México, directamente o a través de los legisladores. Se aceleran los tiempos de la estrategia electoral presidencial.

   Pero también probará si un asunto jurídico, como sería juzgar a los expresidentes puede ser motivo de una consulta popular, en lugar de manejarse por los cauces institucionales de la administración de la justicia.

   El proceso también pondrá a prueba a los Ministros de la Suprema Corte, quienes deberán decidir sobre la pertinencia de esa consulta, conscientes de que su decisión definiría también el futuro de uno de los Tres Poderes de la Unión. Y de la Nación.

 

 

Video escándalos, dilema semántico
En Morena decide la mayoría
Pasó el tiempo de alegar: ¡a clases!

   Con el argumento de “no somos iguales”, el eje de la reacción oficial a la difusión de los videos de David León con Pío López Obrador, hermano del Presidente, inició el manejo de crisis apoyado en la poderosa voz cotidiana de Palacio Nacional.

   Se discuten públicamente los caminos para dirimir los dilemas éticos que plantean las mundanas campañas políticas y las prosaicas exigencias de recursos para “mover las almas”, como líricamente se dijo alguna vez en la oposición.

   Enconadas argumentaciones jurídicas y semánticas sobre qué son actos de corrupción y qué son cooperaciones. Ganarán quienes impongan su interpretación del significado de las palabras.

 

 

Palacio: puerta a callejón sin salida
¡A la carga! Exhorta Ramírez Cuéllar
Los daños colaterales por la austeridad

   Como se ha afirmado en este espacio, la ofensiva electoral presidencial no se aparta del guión, como blitzkrieg todos los elementos se coordinan para avanzar, impecable e implacable y, reconozcámoslo, la oposición está aturdida.

   La “filtración” de la denuncia de ERLA ante la FGR es el reciente episodio de esta historia que, como novela del siglo 19, se publica por entregas semanales. Sin embargo, ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador agregó un ingrediente.

   Luego de quejarse por decisiones “leguleyas”, preguntó qué importa más, la justicia o el derecho. Infirió que la justicia y quizá abrió una de esas puertas que llevan al callejón sin salida de la justicia discrecional, sumaria y, claro, popular.