Café Político

Omnipresente, la influencia conservadora
El vaso medio vacío. El vaso medio lleno
¿Cuánto le costó, señor gobernador?

 

  “Es imperativo abordar el nexo entre el crimen organizado, la violencia política y la erosión institucional para salvaguardar el futuro democrático de México, la inacción socavaría aún más la confianza en los procesos democráticos”, dice el documento.

  Además, “alerta del riesgo para la equidad y seguridad de la elección, ya que el crimen organizado busca manipular los resultados mediante la violencia e intimidación y amenaza los fundamentos democráticos”.

Aún no impone su agenda el oficialismo
En junio se probará que la política es local
¿Por imagen se repliega el Estado?

 

  El portazo de los familiares de los 43 normalistas asesinados hace casi 10 años derrumbó el castillo de naipes que sobre el caso había erigido el Gobierno de la República y ayudó a que, extraviada la brújula, el oficialismo perdiera el control de la agenda.

  Cierto, apenas van 10 días del inicio de la campaña, pero es innegable que hasta ahora ni la Presidencia de la República ni Morena han atinado a imponer sus propios temas en las discusiones públicas, a pesar de mañaneros intentos.

 

Sorda y cruenta pugna del oficialismo
Ya está votando el crimen organizado
El mundo feliz, ¿a chaleco?

 

  Quizá sólo la experiencia de los políticos de otros lares, pero incorporados a Morena porque sus faltas las borraron las benditas aguas del Jordán del “movimiento de la revolución de las conciencias”, ven las intensas, sordas y cruentas riñas en el oficialismo-

 Intensas, porque se juegan su futuro. Cruentas, porque así son las luchas por las parcelas de poder. Sordas, porque todos quieren la simpatía de Su Candidata, pero al mismo tiempo conservar el cariño del Fundador de Morena.

  Cruentas porque en política sólo los más mañosos, astutos y sagaces sobreviven al juego de las apariencias de servir a dos amos a la vez, los únicos que, en términos coloquiales, pueden chiflar mientras comen pinole.