Café Político

 

 

Oposición en tiempos de cólera morenista
UNAM y su lema, más humo y espejos
Muy neoliberal la austeridad en Pemex

  Entre los personajes de la Alianza Opositora hay liebres muy baleadas, gente que, citando a un clásico, fue “aflojada en terracería”, quienes seguramente ignorarán el exhorto a ser oposición democráticamente civilizada.

  Sólo deben recordar que quienes hacen tal exhorto son los mismos que hace casi siete años con sus tesis “democráticas” sistemáticamente desprestigiaron a todos los partidos y pavimentaron la ruta al Poder al inventor de “un movimiento”.

  Mal hará la Alianza Opositora si los escucha, más cuando su terca resistencia ya probó que el oficialismo no es invencible y que, como Alianza, sólo tienen que hacer lo que hace la oposición: oponerse. Nada que perder, todo por ganar.

 

 

¿Escoge Morena el camino de la cerrazón?
Reforma Electoral y la táctica del miedo
Error meterse en política electoral de EU

  Si usted escucha al dirigente nacional de Morena Mario Delgado y otros personajes del oficialismo asegurar que no hablarán con “traidores”, se pensaría que Morena, en términos taurinos, pide dejarles solos en el terreno legislativo.

  Pero luego se desconcertará al escuchar a Ricardo Monreal y otros morenistas explicar que deben hablar con la oposición, al tiempo que advierten que no hacerlo llevará a la parálisis legislativa.

  Vemos al oficialismo “alevantado” por un remolino de contradicciones por el enredo de violencia verbal propia de campaña, sí, pero el obsecuente oficialismo está aturdido, porque lo meten a una campaña presidencial sin candidato. A menos que…

 

 

Reforma Eléctrica, ¿se va, se va, se fue?
Morena, quiere desarmar democracia, dicen
Bucareli: repasen el affaire de Moya Palencia

  A la hora de pergeñar estas líneas, las bancadas de la Cámara de Diputados se enfrascan en soporíferos forcejeos retóricos al usar los recovecos del reglamento para atrasar la sesión. No sabemos el destino de la Reforma Eléctrica.

  A juzgar por la asistencia, si las bancadas permanecieran será muy difícil conseguir la mayoría calificada, lo cual explicaría los intencionados retrasos de la sesión, a menos, claro, que tenga el oficialismo una carta pendiente de jugar.

  Será un largo debate y podemos estar seguros de que cualquiera que sea el resultado, la narrativa oficial está igualmente lista. Sabremos si el batazo fue a favor o en contra, y quien gritó: “¡se va… se va… se fue… chin, jonrón!”.