Café Político

 

 

Contrapesos y equilibrios, pide el Presidente
¿Se negocia desde posición fuerte con EU?
Lista la CNTE para calar a la SEP

  Innegable que la ofensiva lanzada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador contra los consejeros del INE echó la maquinaria oficial contra el Instituto y armó encorajinada narrativa que podría dañar irreparablemente al sistema electoral.

  Por momentos su discurso en la gira por Coahuila pareció reflejar un ánimo más sereno al afirmar que en una democracia “nadie debe ser absoluto” y que “la democracia exige contrapesos y equilibrios”.

  Pero agregó el machacón estribillo de “nunca hemos tenido elecciones limpias” y uno recuerda aquello de “quien controla el significado de las palabras, controla todo” y se pregunta: ¿qué significan contrapesos y equilibrios para el Presidente?

 

 

Sabía y barata, la Comisión Federal Electoral
Talamontes criminales en las goteras de CDMX
Vacunas de Campeche, un caso para la araña

  “Le asignaremos la senaduría del DF a Muñoz Ledo, pues vemos al ganador, el panista González Schmal como un futuro riesgo”, me dijo un funcionario en un pasillo del Palacio de Covián durante un receso de la Comisión Federal Electoral.

  Semana después, sabedor del “arreglo”, desde la tribuna del Senado, Porfirio Muñoz Ledo se negó a un recuento de votos y sin arrebatos de conciencia ocupó seis años el escaño que ganó en las urnas González Schmal.

  Por eso en Palacio, en el Partido Oficial y las bancadas morenistas del Congreso añoran aquella Comisión Federal Electoral, visionaria, sabia, salomónica, celosa de la legalidad y, lo mejor, estructura eficaz y baratísima. ¡Qué tiempos, caray!

 

 

México hablará con la vicepresidenta Harris
¿Descarrilará la elección el partido oficial?
“Voluntarios” racionalizan metas de la 4T

  En palabras del Presidente estadunidense Joseph Biden la tarea de su vicepresidenta Kamala Harris será coordinar la política migratoria cuyo objetivo es simple: “contener la migración centroamericana a Estados Unidos”.

  Vale recordar que durante el mandato de Barak Obama su vicepresidente Biden tuvo la misma encomienda y durante su segundo mandato Estados Unidos deportó más mexicanos que nunca, además de centroamericanos, claro.

  Eso hará más difícil la tarea del canciller Marcelo Ebrard, aunque puede vender el proyecto lopezobradorista de invertir en Centroamérica. Como sea, nunca será productivo enemistarse con quien está a un latido de la Casa Blanca.