Café Político

 

 

México-EU: no sabremos acuerdos
Magaloni: ¿incorrección política?
En Morena no oyeron a Mujica

   Intensa jornada de reuniones en la agenda del procurador general de Estados Unidos William Barr con funcionarios del gobierno de México, particularmente el diálogo de dos horas con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

   Dicen que Barr “entendió” la razón para que México rechace una intervención, pero no sabemos que otras opciones de colaboración se analizaron para combatir al crimen organizado y contener el tráfico de fentanilo.

   El tiempo permitirá conocer algo de los acuerdos, porque dijo alguien que si desconoces algo, no hay razón para perder el sueño. Además, quizá es tiempo que nos convenzamos de que en asuntos de Estado la transparencia tiene sus límites.

 

 

EU: difícil e indispensable relación
Seguridad: no sólo los homicidios
Desorden, sin reglas de operación

  Hoy se entrevistan el procurador general de Estados Unidos William Barr, el Fiscal General de la República Alejandro Gertz Manero y el canciller Marcelo Ebrard, acompañados de sus respectivos asesores y colaboradores.

  No pensemos que la narrativa norteamericana de la relación girará sobre las propuestas mexicanas. No creamos que las turbulencias en Washington alteran la asimetría.

  Hay indicios de que para la Casa Blanca calcula que el tema de las drogas sea central en su discurso electoral y sería ingenuo que el señor Barr no hablará de ello. Sólo recordemos que de su oficina salió la petición de extradición de Ovidio Guzmán.

 

 

T-MEC: ¿Lástima, Margaritou?
Programas: los diabólicos detalles
Seguridad: critican, no consultan

   Hace muchas semanas se habló en este espacio de la exigencia de sindicalistas estadunidenses y canadienses, vía Nancy Pelosi, de que inspectores estadunidenses vigilen en México que las empresas mexicanas cumplan con la ley mexicana.

   Lo sabían nuestros negociadores, no lo creían, hasta que esta semana el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer le entregó a Jesús Seade las adendas del T-MEC.

   Seade va a Washington, pero ya dejo claro el Presidente López Obrador que sí quiere la aprobación del T-MEC, pero no a cualquier costo. Es posible que México deba ser muy paciente.