Café Político

 

 

Morena: ¿mayoría de ambiciosos vulgares?
¿Dejará espacio Palacio a su Candidata?
La democracia no nació en 2018

  Quizá, ocupadísimos Palacio y el equipo de la doctora Claudia Sheinbaum en tener candidaturas competitivas para que ganar mayoría en el Congreso, hacen mal en desestimar como rutinarias las quejas de los excluidos de las listas.

  Creyendo en su propio discurso, suponen que en Morena todos son fiel reflejo de la presidencial consigna: “no somos iguales, peleamos por ideales, no por los puestos, no somos ambiciosos vulgares”.

 ¡Oh, mi Dios, ¿y si el intenso jaleo por las candidaturas, confirman el reconocimiento de Palacio de que en política no hay santos, es síntoma de que ya valió la superioridad moral y ya son mayoría los “ambiciosos vulgares”?

 

 

Vacíos de autoridad, inaceptable legado
Las improductivas “mesas de diálogo”
¿Y el sistema penal acusatorio?

  En comunidades de Sinaloa las bandas del crimen organizado cobraban los recibos de la CFE; en muchas comunidades del resto de la República las bandas cobran el equivalente a predial o impuestos especiales a la producción.

  En otras el crimen organizado ya no sólo cobra derecho de piso o protección a los establecimientos comerciales, exige que todos se sujeten a las reglas que las bandas deciden, lo cual les da el control de sectores de la economía local.

  Así llena el crimen los vacíos de autoridad creados local o regionalmente por la laxa y fallida política sexenal de seguridad. Tal legado tendría que ser inaceptable para quienquiera que sea la próxima inquilina de Palacio Nacional.

 

 

¿Cuánto cambio en la continuidad?
Seriedad piden transportistas a SEGOB
A nadie atienden las bandas de Guerrero

  Primero, hace dos semanas la doctora Claudia Sheinbaum, Candidata Presidencial de Morena, afirmó: “Hay esta idea de que seguirá gobernando el Presidente López Obrador, vamos a decirles que, si gano, gobernaré yo”.

  El pasado lunes, el doctor Juan Ramón de la Fuente, coordinador de los “diálogos por la Transformación” dijo que, con la llegada de la doctora Claudia Sheinbaum al Gobierno, “no habrá ni ruptura ni sumisión con su antecesor”.

  ¡Oh, Dios! Si uno especula sobre eventuales destinatarios del mensaje y recuerda que, de ganar, la Candidata ostentará en el pecho la banda presidencial, se abre un océano de posibilidades. ¡Amarren a la imaginación, es la loca de la casa!