Café Político

 

 

Crimen: ¿inevitable el Estado paralelo?
Palacio esperaba la estampida en las Afore
Intolerante fundamentalismo morenista

  En Tamaulipas, se informa, el crimen cobra cuota a familias hasta por la sombra de los árboles. En la zona metropolitana del Valle de México, los tianguis y mercados sobre ruedas pagan derecho de piso al crimen organizado.

  Apenas dos ejemplos de cómo la laxa política sexenal de seguridad ha desbrozado el camino para que el crimen organizado, poco a poco, controle cada día más sectores de la actividad económica y se erige como poder paralelo al del Estado.

 ¿Harán cambios al proyecto de Nación del oficialismo en política de seguridad del Gobierno de la República para contener al crimen organizado y rechazarán enérgicamente la inevitabilidad de convivir con sus bandas como poder paralelo? Conste, es pregunta.

 

 

Comentario con López-Dóriga

Lealtades que flaquean

  El Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador ha empezado a revisar sus iniciales planes de la anunciada gira de agradecimiento.

 

 

En mayo, convocatoria de las Iglesias
Palacio avanza al séptimo año
Diálogo, cerrazón o teléfono descompuesto 

   Los obispos de la CEM, las comunidades jesuitas y los pastores evangélicos acordaron hacer una semana antes de las elecciones, el 26 de mayo, una convocatoria conjunta a sus feligresías para que salgan a votar el 2 de junio.

  El oficialismo disimula y se limita a citar el karma laico de “al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, pero se alistan a abrir más expedientes contra curas y pastores que toquen temas políticos en sus sermones.

Afirman que el relativismo laico hizo demodé la religión. Quizá tienen razón quienes califican de inocua e igualmente demodé el llamado de curas católicos y pastores evangélicos a votar y a “defender la vida, la libertad y las libertades”. Veremos.