Café Político

 

 

Lío en el Trife, ¿casualidad o causalidad?
Boyante y criminal, tráfico de personas
Cambio en el PAN, ¿recuerdos del porvenir?

  “Blindaron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación”, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador al comentar el embrollo jurídico generado al “destituir” a José Luis Vargas, tan obsecuente con Palacio Nacional.

  Quizá el desencanto fue por descubrir que no puede ser fácilmente intervenido sin demolerlo, lo que no detendrá a Palacio, ni le hará cambiar la práctica de socavar instituciones a base de hiperbólicos escándalos y acusaciones.

  Casualidad es la conjunción de circunstancias imprevisibles; pero causalidad es el origen de los acontecimientos. La realidad revelará si en este embrollo el rol de Palacio fue casualidad, o como afirman los malquerientes, causalidad.

 

 

México: encrucijada o callejón sin salida
Decretada la “limpia” en INE y TRIFE
Gas, reordenar o bajar los precios, dilema

  Aumentó el número de personas en pobreza extrema, no alcanzan los programas a todos los grupos vulnerables, dice el Coneval, mientras que la pandemia empieza a saturar al sistema hospitalario y en muchas regiones la violencia criminal arrecia.

  A 32 meses de asumir el Poder, esas son las realidades que el Gobierno de la República trata de confrontar con la retórica de la transformación, sin aceptar que ya está cerca el punto de inflexión, el que definirá el legado sexenal.

  Nadie advierte, o nadie quiere decir que llegó el régimen a una encrucijada, de la cual, por la dinámica activista, casi nadie sabe a donde lleva, a riesgo de ir a callejones sin salida, esos de los que el regreso les cuesta a los pueblos sangre, sudor y lágrimas.

 

 

Demanda por armas, ¿quién paga?
Gas, a veces no basta tener la razón
Reforma laboral, más caro el caldo…

  Anuncia el Gobierno de México su demanda por negligencia a los fabricantes y distribuidores de armas de Estados Unidos que surten a las bandas criminales que en México causan tantas víctimas.

  Es una vía distinta para combatir el tráfico de armas desde la Unión Americana, pero es posible que la demanda no avance en un tribunal estadunidense, pues una ley los exime de culpa por el uso que se haga de lo que venden.

  Pero, mientras para su defensa los fabricantes de armas contratarán los mejores despachos de abogados, México tendrá que contratar alguna firma igualmente prominente, de esas que cobran un ojo de la cara por hora de trabajo. ¿Hay recursos para pagar la lucidora demanda?