Café Político

 

 

“Dead man walking” sentencia Palacio
La 4T y el pétreo muro de la realidad
Impotente, la Comisión de la Verdad

  “Política es tiempo”, dice el Presidente López Obrador y le llevó casi dos años encontrar el eslabón más débil de la Alianza PAN, PRI y PRD, considerada amenaza mayor a su proyecto sexenal.

  El uso sagaz de las grabaciones de charlas privadas del dirigente del PRI Alejandro Moreno, el timming de aquello de “a los periodistas hay que matarlos de hambre” hizo irrelevante la legalidad o veracidad de las grabaciones y soltó los demonios.

  Sólo el innegable talento político para ejercer el Poder pudo tejer la maniobra que, aunque no renuncie Alejandro Moreno le dijo “eres mortal” y le señala, citando el título del gran film de Sean Penn: “¡dead man walking!”.

 

 

¿Ya emponzoñó la sucesión al primer círculo?
¿Qué hacemos con Ricardo Monreal?
“Imposible competir con el narco”, dijo el alcalde

  Los asesores más confiables del Presidente Andrés Manuel López Obrador, sus hijos José Ramón y Andrés Manuel López Beltrán recomendaron a su viejo amigo Carlos Torres Moya para controlar los programas sociales y a los superdelegados de Bienestar.

  Eso, se concluyó, permitiría al inquilino de Palacio controlar los recursos vitales para el éxito de la estrategia del 24. Por eso sorprenden indicios de intrigas contra Torres Moya en el seno del primer círculo.

  O Torres Moya no ha cumplido bien con el encargo o las ambiciones de grupo, propias de la naturaleza humana han empezado a corroer la superioridad moral de algunos personajes del primer círculo presidencial.

 

 

La gran marcha al 24, suprema distracción
Manzanillo, sin balazos ni abrazos
Derrotas, traiciones y analistas ¿matan al PRI?

  Perdido el sosiego porque a 27 meses del fin sexenal, la realidad ya deja ver las insuficiencias de sólo hacer política electoral y visible que, salvo el AIFA, todo está a medio hacer, el Presidente López Obrador usa el 24, como suprema distracción.

  Es ya tal la desazón presidencial que, en anticipado acto de campaña, despliega ¡sus corcholatas! de la sucesión presidencial y a la tríada mexiquense a Toluca y ya enlistó a “presidenciables” para la oposición.

  Así de perturbador el cierre sexenal, amagado por realidades económicas e ineficacias de gestión que usa la mediática, social y políticamente útil y suprema distracción de la sucesión presidencial.