Café Político

 

 

Nadie regresará al Ejército a los cuarteles
Aprender a vivir sin AMLO: Mario Delgado
Aquel 23 de septiembre de 1965 

  En el intenso debate por la iniciativa de ampliar el plazo de la participación de soldados y marinos en la seguridad pública, retirada por no tener la mayoría calificada, todos, oficialismo y oposición, dieron buen espectáculo.

  La oposición y el oficialismo cumplieron son su rol en la “mise en scene” montada por el Gobierno, Palacio, pues unos y otros sabían, y sabían muy bien, que la aprobación de la reforma era altamente improbable.

  Pragmáticamente, saben que la discusión fue irrelevante, pues, quienquiera que llegue a la Presidencia en 2024, no cometerá el error de regresar a los militares a los cuarteles, no con al desastre que heredará en seguridad pública.

 

 

A medio hacer todo al final del sexenio
Inevitable el rol militar en la sucesión
CTM, que la mano izquierda no sepa…

  Aunque curiosamente no se culpó a nadie, a 24 meses y nueve días del final de su mandato, con realismo se reconoce que el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador dejará inconclusa su tarea de transformar a México.

  “En el tiempo que a mí me corresponde, en el tiempo que nos queda, ya va a ser muy difícil” dijo, al tiempo que advirtió que la tarea de desmontar todo el “aparato neoliberal” será del gobierno sucesor.

  Empero, la inercia narrativa dejó traslucir su frustración, cuando dice “hay que transformar el andamiaje de organismos autónomos, fachadas para justificar el saqueo” y muestra cuán incomodos son para un Gobierno Unipersonal.

 

 

Palacio teme a jugada de sacrificio
“Manos fuera de Edomex”, piden a “Alito”
En 1976 Moya Palencia se quedó en la orilla

  En beisbol un jugador “toca” para ser puesto out y acerca a anotar a los corredores en las bases. En ajedrez se entrega una pieza de alto valor -la reina-, por una pieza opositora de bajo valor. Jugadas de sacrificio por un bien mayor.

  En Palacio Nacional temen que, pese a la hoy bienvenida “neutralidad” priísta, las oposiciones “moralmente derrotadas” encuentren un candidato presidencial dispuesto a ser el jugador de sacrificio, la pieza sacrificada por un bien mayor.

  Ya la semana pasada, el Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que la oposición podría no buscar seriamente la Presidencia, pero si ganarle a Morena la mayoría en el Congreso. “Atarían de manos al próximo Gobierno”, dijo.