Café Político

 

 

Política es tiempo, en el affaire tamaulipeco
¿Será productivo el viraje en política exterior?
ASF: por un desliz los descalificó la SHCP

  Ayer acudió el gobernador tamaulipeco Francisco Cabeza de Vaca a San Lázaro a averiguar los cargos de la FGR y, obviamente él, los mandatarios panistas y todo el PAN califica la solicitud de desafuero como persecución política.

  Obviamente, también el Fiscal General de la República Alejandro Gertz Manero y el titular de la UIF Santiago Nieto lo rechazan y explicaron que hace tiempo que se trabajó en armar el expediente acusatorio.

  Los tiempos del eventual desafuero conducirán a mediados de abril, al tiempo de la campaña electoral. Mal haría el partido oficial en no usar el caso en sus campañas. Y se ratificará la máxima presidencial de “política es tiempo”.

 

 

Gélida mano del Poder pasma a la ASF
Palacio: inaceptables juicios electorales
SAT: ¿y los requisitos para ingresar?

  Sólo David Colmenares, Auditor Superior de la Federación, sabe si la información inicialmente presentada sobre el ya extinto aeropuerto de Texcoco fue descuidadamente inexacta o se rectifica porque se le congeló el ánimo.

  David Colmenares es un economista celoso de su prestigio, pero cualquiera tendría dificultad para discutir con el Poder de la República, menos soportar la dura ofensiva que la feligresía morenista ha emprendido en su contra.

  No importan las razones que le llevaron a rectificar los diagnósticos de ayer, necesitará temple para librar la campaña manejada por los “intérpretes” de Palacio, que preparan la carreta para llevarlo a la versión siglo 21 de la Plaza Gréve.

 

 

Impredecible, el Presidente de México
Educación: ¿México en sentido contrario?
¿Hay razones para reelegir diputados?

  Hace tiempo un Presidente dijo a quien esto escribe que, para mejor gobernar y conducir un gobierno tan grande como México. “el Presidente de la República no puede ser predecible”.

  Por alguna razón el Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha empezado a serlo, no sólo en su reacción al informe de la Auditoría Superior de la Federación, en muchos otros temas de la agenda social y política.

  Nadie duda que el Presidente es un brillante estratega electoral, pero es un error mostrar cuán fácil es hacer que la ira nuble a la inteligencia. Nunca será buena una decisión tomada con ánimo exaltado. Sobran ejemplos.