Café Político

 

 

¿Fue traicionado Rafael Correa por su sucesor?
¿Cómo sobrevivirá Morena sin López Obrador?
¿Quieren hacer polvo el sistema penal?

 

   El affaire de Ecuador se originó, según la visión del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, cuando su exvicepresidente Lenin Moreno, a quien entregó la Presidencia de Ecuador, traicionó a su partido Alianza PAIS al “pactar con la partidocracia”.

  Acusó al Presidente Lenin Moreno de “volver a las políticas de viejo país”, de querer destituir al vicepresidente Jorge Glas y de iniciar persecución judicial en su contra, cuando inició campaña contra una consulta popular del gobierno morenista.

Pútrido clima que llevó a Daniel Noboa al Poder. Quizá la presunta traición a Correa por su sucesor inmediato tocó fibra sensible en Palacio Nacional. Explicaría el respaldo a Rafael Correa, su grupo y el pleito con el régimen ecuatoriano. Caray, ¡qué conjeturas saltan cuando uno deja suelta a la loca de la casa, la imaginación!

 

 

Palacio probó otra vez su expertise político
Pensiones: ¿propuesta o forzado encargo?
Debates: importantes, pero no bastan

 

   Al ordenar la ilegal incursión de policías y militares en la embajada mexicana en Ecuador para arrestar al expresidente Jorge Glas, el gobierno del mandatario ecuatoriano Daniel Noboa lució como grupo amateur ante el probado expertise político del Presidente López Obrador.

  Decidido a tomar el lado del expresidente Rafael Correa, nuestro “provocateur en jefe”, con hábil táctica de ganar ganar, arrinconó al gobierno ecuatoriano y lo llevó a cometer el gravísimo error de violar el derecho internacional al invadir la embajada.

Pero, ¿y si la confrontación con el gobierno ecuatoriano y el respaldo del Presidente Andrés Manuel al expresidente ecuatoriano Rafael Correa es por algo más que afinidad ideológica? Quién sabe. Como sea, es personal especulación para otro día.

 

 

La más atroz ruta para movilidad social
Seguridad asunto del Gobierno, no del INE
Concentración del Poder, ¿mejor opción?

  Por las discusiones de la violencia en México, tan cerca del fin del sexenio, que prueban que el saldo de la política sexenal de seguridad desbrozó senderos para las bandas del crimen organizado, pasó inadvertida una entrevista que apunta a una posibilidad atroz.

  El diario “El País” publicó una entrevista en la que Diego Castañeda, doctor en historia económica que ha abordado temas de la desigualdad en México, afirmó: “la violencia se ha vuelto en México un mecanismo de movilidad social”.

 No han pasado dos generaciones desde que la sociedad mexicana era una sociedad de oportunidades y, por ende, ofrecía muchas vías para la movilidad social. Imperdonable cerrarlas por mezquinas riñas ideológicas y políticas y hacer realidad que la atroz opción de que el crimen organizado llegara a ser ruta de movilidad social.