Café Político

 

 

En Educación, primero la ideología
¿Quién mide al programa antinflación?
Tiene razón Abbot, aumento la migración

  En el cuarto año del sexenio, cuando el sistema educativo no se repone del grave daño causado por los cierres por la pandemia, el Gobierno de la República no se va a detener a evaluar el daño, prefiere empujar su proyecto ideológico.

  Ayer, durante la ceremonia para celebrar el Día del Maestro, se anunciaron los cambios en los contenidos, cambio que desaparecen las asignaturas para “borrar los contenidos neoporfiristas y neoliberales hasta de los libros de texto”.

  Desde su presumida superioridad moral y seguros que la Historia le dará la razón, a este Gobierno no le importa sacrificar el futuro de una o dos generaciones en aras de una ilegible ideología más cercana a Bakunin que a Marx.

 

 

Sucesión: fuego cruzado por Línea 12
Humanismo, ¿ahora quién nos defenderá?
¿A este régimen cubano defiende México?

  Los más suspicaces personajes del oficialismo ven con otros ojos el juego y rejuego de declaraciones y acciones mediáticas sobre la Línea 12 como quien ve una partida de tenis: sus miradas van de un lado a otro de la cancha de la sucesión morenista.

  Saben que no son inocuas las demandas de juicio político contra la Jefa de Gobierno de CDMX Claudia Sheinbaum, como no lo son los “técnicos señalamientos sobre la corrección de curvas”, alusión poco sutil al canciller Marcelo Ebrard.

  Así fue siempre el juego del tapado, nos dicen los memoriosos. Quizá, pero nunca los dos principales aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Oficial estuvieron enlodados por el escándalo. ¿Hasta en eso son distintos?

 

 

Sólo los hechos importan a Washington
El complejo y fino arte del tapadismo
Persecución de militares en Michoacán

  El giro activista de política exterior del Presidente Andrés Manuel López Obrador tensa el ánimo de algunos grupos de aquí y allá, pero no afecta lo sustancial de la relación de México con Estados Unidos.

  ¿Cambia algo del T-MEC? ¿Deja de ayudar con su política migratoria? ¿Se opone a colaborar en el combate al narcotráfico? ¿Afecta intereses vitales de Estados Unidos? No, dicen informes y reportes a la Casa Blanca.

  Entonces, es irrelevante el estridente reclamo mexicano a favor de dictaduras latinoamericanas, como lo será si el Presidente López Obrador asiste o no a la Cumbre, mientras no altere lo sustancial de la relación. No cambia. Knock yourselves out, Biden dixit.