CAMBIO DE GUARDIA

El affaire del New York Times

  El affaire del New York Times tocó punto sensible de la imagen del Presidente López Obrador: su honestidad, el gran tesoro de su capital político, lo que explica la violencia de la retórica presidencial.

  Como siempre ocurre, la ira nubla la inteligencia, razón por la cual el Presidente ha abierto un frente contra el NYT, contra los periodistas nacionales y extranjeros y contra las agencias de inteligencia del gobierno de Estados Unidos.

  Nada nuevo que el Partido Oficial, el Gobierno y todo el oficialismo se vuelquen en apoyo al Presidente, pero uno se pregunta si el Presidente dejará que la indignación siga siendo la razón de sus acciones y declaraciones.

 De seguir abierto el pleito con las agencias del Gobierno de Estados Unidos y no dialogar con ellas, podría sembrar la semilla de futuras acciones y denuncias extranjeras que le causarían más incomodidades que las “investigaciones cerradas” en Washington.

  Con todas las implicaciones políticas para el próximo sexenio.