Domingo

 

 

DOMINGO

Adios al legado

  La creciente rijosidad del Presidente López Obrador, acorde a su personal estilo de gobernar, no cederá, pues ha empezado a constatar que se quedará muy corto en el cumplimiento de muchos de sus objetivos de Gobierno.

 

 

DOMINGO

Tiempos nublados

  Tiempos nublados para México, tiempos nublados por las rencillas de la política electoral y por las descarnadas crisis económicas y sociales exacerbadas por la pandemia cuyos efectos globales todavía no conocemos.

  Preocupa que, para la mayoría, salvo excepciones en las élites académica e intelectual de la República, parece imperceptible el grave daño que hace la crecente y pública rijosidad y hasta violencia del discurso, de la información y del diálogo público.

 

 

DOMINGO

Rondan los radicales

  Todo lo ve el Presidente a través del cristal de la política electoral, reveló hace algunos meses en su semanal columna en “El Universal” el exsecretario de Hacienda Carlos Urzúa.