Domingo

 

 

DOMINGO

Algo ocurrió

  En las “mañaneras” y en las giras, el tono del Presidente Andrés Manuel López Obrador es crecientemente agresivo y a veces hasta grosero hacia ciudadanos imposibilitados para defenderse.

  Tal parece que algo ocurrió o está por ocurrir para que el lenguaje presidencial se haya agriado a tal extremo.

 

 

DOMINGO

Un Presidente enojado

  En todos los países democráticos los Jefes del Estado que sí tienen la facultad de proponer a los miembros de sus Supremas Cortes por supuesto que procuran que esos designados compartan su filosofía política.

  Nada nuevo que el Presidente López Obrador esperara que las y los ministros por él designados fallaran a su favor. Lo novedoso no que haga explícito el otro propósito: que jamás le contradigan los ministros que haya designado.

 

 

DOMINGO

Pulsasiones autoritarias

  Reconoce quien esto escribe que posiblemente tuvo razón Roy Campos, con su aguda y pragmática lucidez, y temas que uno considera trascendentes no interesan a los ciudadanos de a pie, agobiados por la cotidianeidad de las angustias por la carestía y la inseguridad pública.