Domingo

 

 

DOMINGO

No puedes vivir desconfiando

  Se ha dicho muchas veces que la regla de oro para los Presidentes de México, sin distinción de partidos, fue descrita por un exmandatario hace 33 años: “uno no puede ser predecible, porque se queda vulnerable a la manipulación de quienes le rodean, hasta de los de mayor confianza”.

 

 

DOMINGO

Actúan igual

  Tantos y distinguidos personajes de la academia y de la inteligentzia nacional, irritados por la corrupción en el sexenio pasado o como reacción de otros sectores de la sociedad, contribuyeron con su corrosivos juicios a desacreditar al sistema de partidos y a sembrar la incredulidad en todo el sistema político. Hoy actúan igual, sin darse cuenta de que las circunstancias son radicalmente distintas, aunque sea, porque el poder presidencial está en manos de uno de los activistas más tozudos del país y uno de los políticos más capaces para la estrategia electoral.

 

 

DOMINGO

Nos tiene bien medidos

  Hasta ahora, el estilo de gobernar presidencial ha alcanzado muchos de los objetivos políticos, los explícitos y los implícitos desde la toma de posesión del uno de diciembre.